Papel pintado para decorar nuestras paredes

Hace unos años el papel pintado se asociaba con los grandes estampados y colores fuertes de la decoración de los años setenta. Pero los papeles pintados se han ido reciclando y usando de nuevo en decoración de una forma mucho más sobria. 


Lo ideal es usarlos para destacar algunas paredes de cada estancia. Como puede ser la pared del cabecero en el dormitorio, la del sofá en el salón o donde está el mueble del recibidor. 


Aunque podemos optar por colores intensos, las últimas tendencias hablan de la importancia de las texturas con colores más discretos. 



¿Cómo os gustan a vosotros los papeles pintados?










Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuadros para decorar todas las paredes

Muebles de baño vintage, ¡estilo en estado puro!