Libros a simple vista

Los libros no sólo pueden ser puestos en una estantería en el salón o en el despacho, sino que pueden formar parte del propio mueble. Es decir, dejan de ser objetos decorativos para integrarse en el mueble y ser parte de él. 

En el primer ejemplo lo podemos usar como mesa auxiliar cerca de una butaca de lectura o del sofá. 


También podemos usarlo como estantería en el salón o en un cuarto para niños y adolescentes.


Por último si tenemos mucho espacio podemos apostar por una estantería cuadrada a modo de escultura. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuadros para decorar todas las paredes

Muebles de baño vintage, ¡estilo en estado puro!

Mesas auxiliares para decorar tu casa